De conformidad con el artículo octavo transitorio de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, nuestra autorización para realizar actividades propias de una institución de fondos de pago electrónico se encuentra en trámite, por lo que no es una actividad supervisada por las autoridades mexicanas